El ABC del skincare en invierno: Protege y repara tu piel durante los meses de frío

Reading time: 4 min

El aire fresco, los suéteres calentitos , las luces brillantes... el invierno trae su propio encanto a la ciudad, pero para nuestra piel puede ser una estación complicada. A medida que bajan las temperaturas y el aire se vuelve más seco, es posible que tu piel también empiece a sentir los efectos del clima. Los meses de invierno nos obligan a caminar bajo temperaturas heladas y a calentar el coche y la casa a toda potencia, lo que puede dejar el cutis tirante, escamado y apagado. Pero no teman, amantes del cuidado de la piel. Jess Beauty está aquí para romper la maldición invernal y liberar tu brillo saludable. Con las estrategias adecuadas y unos sencillos consejos, puedes proteger y reparar tu piel, manteniéndola sana y radiante durante todo el invierno.

 

 

Primero lo primero: Comprender los efectos del invierno sobre tu piel

 

  • Baja humedad: El aire invernal actúa como una esponja, robando la humedad de la piel y provocando sequedad, irritación y tirantez.

  • Fluctuaciones de temperatura: El cambio constante de un exterior frío a un interior cálido causa estragos en la barrera de protección natural de tu cutis, alterando su capacidad para retener la humedad.

 

  • Vientos fuertes: El viento barre con nuestros aceites esenciales, dejando la piel expuesta y vulnerable a la sequedad e incluso a posibles descamaciones.

 

  • Los rayos del sol: Aunque el sol no parezca tan potente, sus rayos UV siguen presentes, contribuyendo al envejecimiento prematuro y a la hiperpigmentación.

 

 

Crea tu propia rutina de cuidado invernal

 

 

  1. Tomar agua

 

Hidrátate tan pronto como te levantes. Sin una ingesta suficiente de agua, nuestra piel puede volverse más seca y apagada, más aún cuando hace frío. Beber agua a primera hora de la mañana, sobre todo antes del café o el té, ayuda a eliminar las toxinas y hace que el cutis esté más terso y radiante. Intenta beber entre 8 y 10 vasos de agua al día para mantenerte hidratada desde dentro hacia fuera.

 

  1. Limpieza suave

 

Durante el invierno, cambia a un limpiador hidratante que humecte tu piel y refuerce su barrera para protegerla de los efectos dañinos del frío. Olvídate de los limpiadores agresivos que eliminan la grasa natural de la piel. Un limpiador suave, como el limpiador Face Reset Cleanser de Jess Beauty, es una gran opción que no despoja a la piel de sus aceites naturales, manteniendo una barrera de hidratación saludable mientras calma el enrojecimiento y la inflamación. Recuerda lavarte la cara con agua tibia -el agua caliente puede resecar mucho- y no te excedas. Demasiada limpieza elimina los humectantes naturales de la piel, una o dos veces al día deberían bastar para mantenerse fresca y fabulosa.

 

  1. Hidratar, hidratar, hidratar:

 

Este es nuestro mantra durante todo el invierno. Opta por cremas más untuosas e humectantes que las lociones de verano. Busca ingredientes como el ácido hialurónico, la manteca de karité, la niacinamida, el pantenol, la vitamina C y el escualeno, conocidos por sus propiedades hidratantes y reparadoras.  Asegúrate de aplicar crema a diario (y varias veces al día) y proporciona a tu piel la hidratación que necesita con nuestra crema con vitamina C "C Bomb Vitamin C Moisturizer". C Bomb ayudará a tu piel a retener la hidratación de forma duradera, y reducirá la hiperpigmentación y los signos del envejecimiento a la vez que refuerza la barrera cutánea. Para el resto de tu cuerpo, aplica el Silky Smooth Body Balm de Jess Beauty, enriquecido con Manteca de Karité, Extracto de Caléndula, Camellia Sinensis y Vitamina E para una hidratación definitiva y una sensación sedosa.


#JessBeautyTip: Los labios suelen ser la primera zona en mostrar signos de sequedad y agrietamiento durante los meses de invierno. Para mantenerlos suaves y tersos, utiliza un bálsamo labial hidratante o una crema que contenga ingredientes nutritivos como manteca de karité, aceite de coco y vitamina E.
 

 

  1.  Añade niacinamida a tu rutina de cuidado de la piel

 

La niacinamida es un derivado de la vitamina B3 que desempeña un papel importante en el metabolismo energético y la salud celular, nutriendo, calmando el enrojecimiento y reduciendo la inflamación. La aplicación de nuestro Shine Bright Serum ayudará a hidratar, reponer vitalidad y ayudar a igualar el tono de tu rostro. También es bueno para nuestra pigmentación, ayudando a impulsar la producción de colágeno, y dando como resultado una tez más brillante.

 

  1. No te olvides de la protección solar

 

Sí, ¡incluso en invierno! Hasta en los días más fríos y nublados, los rayos UV pueden atravesar las nubes y afectar a tu piel. Incorporar FPS a tu rutina de skincare es esencial para protegernos de la dañina radiación UV, ya que crea una barrera protectora contra el envejecimiento prematuro, las manchas solares y los posibles daños cutáneos, garantizando que tu piel se mantenga sana y radiante. Elige un protector solar de amplio espectro SPF 50 como Let It Sun SPF 50 de Jess Beauty y aplícalo a diario (sí señora, incluso en días nublados) después de tu crema hidratante para mantener tu piel cubierta y protegida, sin importar el clima.
 

 

  1. Escucha a tu piel:

 

Recuerda que, al igual que cada persona, nuestra piel es única. Así que presta atención a cómo reacciona a los distintos productos y ajusta tu rutina en función de ello. Si experimentas sequedad excesiva, irritación o cualquier preocupación, consulta a un dermatólogo para que te asesore de forma personalizada.


El cuidado de la piel en invierno es como un maratón, no una carrera de velocidad. La clave es la constancia. Si sigues estos consejos y los adaptas a las necesidades específicas de tu piel, podrás afrontar el invierno con confianza y mantener un cutis sano y radiante durante toda la temporada. Así que abrígate bien, disfruta de la estación y recuerda que un cutis radiante siempre está de moda, incluso en los meses más fríos.


Bonus Tip: Date un gusto con una mascarilla facial hidratante una vez a la semana para un extra de hidratación y mimos. Opta por mascarillas con ingredientes calmantes y nutritivos como la avena, la miel o el aloe vera.

Find out more about

Don't miss out

A short sentence describing what someone will receive by subscribing

Gracias por suscribirte

RELATED ARTICLES


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen