Qué esperar cuando estás esperando un bebé... y tu piel decide montar una rabieta

Reading time: 4 min

El embarazo es un viaje transformador para la mujer, tanto emocional como físicamente, en el que nuestro cuerpo experimenta cambios increíbles, algunos esperables y otros no tanto. Probablemente estés preparada para el aumento de peso y los extraños antojos de comida, pero un cambio que puede pillarte desprevenida es la transformación que experimenta tu piel.


Las fluctuaciones hormonales, el aumento del flujo sanguíneo y los cambios en la producción de grasa pueden provocar diversos cambios en la piel durante el embarazo, como alteraciones en la pigmentación, sequedad extrema e incluso acné. Pero no te preocupes, futura mamá. Con un poco de conocimiento y la rutina de cuidado de la piel adecuada, puedes mantener un cutis sano y radiante durante el embarazo.

 

La piel durante el embarazo: Un tapiz de cambios

 

Diosa resplandeciente: El aumento del flujo sanguíneo durante el embarazo suele darle a tu rostro un brillo rosado y luminoso. Disfruta de este regalo temporal de la naturaleza. Es un testimonio del increíble trabajo que está haciendo tu cuerpo.


Brotes: Las fluctuaciones hormonales, sobre todo en el primer trimestre, pueden desencadenar brotes de acné. No te preocupes, una limpieza suave y tratamientos específicos pueden ayudarte a restablecer el equilibrio.


Piel seca: El aumento de la sensibilidad y los cambios hormonales también pueden provocar sequedad y descamación de la piel. La hidratación se convierte en tu principal mantra, y el Silky Smooth Body Balm de Jess Beauty en tu aliado más confiable. Enriquecido con Manteca de Karité, Extracto de Caléndula, Camelia Sinensis y Vitamina E, para una hidratación máxima, nuestro bálsamo está diseñado para aumentar la elasticidad e infundir a tu piel un brillo natural.


Melasma: El melasma, o "máscara del embarazo", es un problema común durante el embarazo y se manifiesta en forma de manchas oscuras en la cara. La protección solar es una defensa crucial contra su inoportuna llegada. Recuerda que la prevención es la clave, así que aplícate nuestra última incorporación, el revolucionario Sun Drop SPF 50+ Sunscreen Oil hecho especialemnte para las guerreras contra el sol. Prepárate para enamorarte de nuestro revolucionario sérum SPF, la solución definitiva para una absorción y protección instantáneas y una piel radiante. Nuestra fórmula única de aceite de secado rápido penetra profundamente en la piel, proporcionando hidratación y nutrición instantáneas. Además, considera incorporar la vitamina C a tu rutina con la crema hidratante "C Bomb Vitamin C Moisturizer" de Jess Beauty, conocida por inhibir la producción de melanina, promoviendo un tono de piel brillante y uniforme, desvaneciendo las manchas oscuras y reduciendo la hiperpigmentación.


Estrías: A medida que tu barriga se va expandiendo, pueden aparecer estrías. Aunque la genética desempeña un papel importante, mantener la piel bien hidratada puede ayudar a minimizar la aparición de estrías. Nuestro bálsamo suave y untuoso Twin Momma Belly Balm ayuda a prevenir la aparición de estrías aumentando la elasticidad natural de la piel, gracias a su fórmula totalmente natural y sin perfume, que incluye ingredientes como el aceite de coco, que aliviará y hará brillar la piel de tu nueva mamá.


Piel sensible: Las hormonas del embarazo pueden hacer que tu piel sea más sensible. Evita los productos con fragancias artificiales y opta por las alternativas sin perfume de Jess Beauty. Ingredientes calmantes como la manzanilla, el té verde, la centella asiática y el aloe vera pueden aliviar la sensibilidad de la piel.


Arañitas y várices: El aumento del volumen sanguíneo durante el embarazo puede provocar arañitas y várices. Elevar las piernas siempre que sea posible y llevar medias de compresión puede ayudar a aliviar estos problemas. El ejercicio regular también puede mejorar la circulación.


 

Rutina de cuidado de la piel: Ingredientes que debes evitar durante el embarazo


Mientras mimas tu barriguita, tu bebé merece el mismo cuidado y consideración. Es mejor evitar ciertos ingredientes durante el embarazo:

 

Retinoides (derivados de la vitamina A):

Ten cuidado con el uso de altas dosis de vitamina A, que suele encontrarse en los retinoides de venta con receta. En su lugar, elige productos con alternativas seguras como el bakuchiol.

 

Ácido salicílico:

 

Aunque es seguro en dosis bajas, es mejor evitar altas concentraciones de ácido salicílico. Utiliza limpiadores suaves y evita los tratamientos puntuales que lo contengan.

 

Peróxido de benzoilo:

 

Aunque hay pruebas limitadas que sugieren que el peróxido de benzoilo tópico es seguro durante el embarazo, es aconsejable utilizarlo con precaución y consultar al dermatólogo sobre tratamientos alternativos para el acné.

 

Aceites esenciales:

Algunos aceites esenciales pueden ser demasiado potentes para el embarazo. La menta, el romero y la salvia son ejemplos de aceites con los que hay que tener cuidado. Diluye siempre bien los aceites esenciales y consulta a tu dermatólogo cualquier duda que tengas.

 

Cómo crear tu rutina de skincare durante el embarazo


Ahora que ya sabemos todo lo que hay que hacer y lo que no, vamos a armarte con un arsenal para el cuidado de la piel durante el embarazo lleno de productos seguros y eficaces:

 

 

Limpieza suave:

Empieza tu rutina con un limpiador suave e hidratante. Busca fórmulas que no contengan sulfatos y que no despojen a tu piel de sus aceites naturales, como Face Reset de Jess Beauty. Elaborado con una suave fórmula en gel, este limpiador está impregnado de hidratantes e ingredientes de origen natural, proporcionando una limpieza nutritiva. Limpiar dos veces al día ayuda a mantener un lienzo limpio para los siguientes pasos del cuidado de tu rostro, ¡pero recuerda no limpiar en exceso!

 

 

La hidratación es tu mejor aliada:

 

No sólo ayuda a mantener a raya las estrías, sino que también reduce la picazón y ayuda a calmar la piel seca. Opta por cremas hidratantes naturales y sin productos químicos, como nuestro bálsamo Twin Momma Baby Balm, especialmente formulado para embarazadas. Ayuda a prevenir las estrías mejorando la elasticidad de la piel, y te encantará su textura suave y mantecosa. Aplícatelo por todo el cuerpo, pero presta especial atención al vientre, los codos y las rodillas, ya que tienden a resecarse más.

 

 

Nunca olvides el SPF:

 

La protección solar es un paso innegociable en cualquier rutina de cuidado de la piel, y más aún durante el embarazo. Tu piel es ahora más sensible al sol y, además, produces más melanina de lo habitual. Por eso es imprescindible que te apliques un protector solar con factor de protección elevado cada vez que salgas de casa. Let it Sun SPF 50 + Sunscreen es tu nuevo compañero para todo lo relacionado con el sol. Tanto si estás disfrutando del sol como explorando el exterior, nuestra fórmula actualizada garantiza una protección solar eficaz, protegiéndote de los daños causados por el sol y previniendo el envejecimiento de la piel. Recuerda, si vas a pasar tiempo al aire libre, ¡protégete siempre la piel con sombreros y gafas de sol!

 

 

Revisa los ingredientes de tus productos de cuidado de la piel:

 

Mientras estás embarazada o intentando concebir, algunos ingredientes para el cuidado de la piel podrían ser más perjudiciales que beneficiosos. Entre ellos están los retinoides, el ácido salicílico, la isotretinoína, el peróxido de benzoilo y la clindamicina. Lo mejor que puedes hacer es consultar a tu médico para saber si puedes seguir utilizando tus productos habituales o si debes cambiarlos durante esta etapa.

 

 

Más allá de los productos: Cultivar hábitos responsables para un enfoque holístico

Hidrátate desde dentro: Bebe mucha agua a lo largo del día para mantener la piel tersa e hidratada desde el interior.


Lleva una dieta equilibrada: Nutre tu piel con vitaminas y minerales procedentes de un arco iris de frutas, verduras y cereales integrales.


Menos estrés y más descanso: El estrés puede causar estragos en la piel. Practica técnicas de relajación como el yoga o la meditación para controlar los niveles de tensión.


Escucha a tu piel: Presta mucha atención a cómo reacciona tu piel a los distintos productos y ajusta tu rutina en consecuencia. No dudes en consultar a tu médico o dermatólogo si tienes alguna duda.

#JessBeautyTip: ¿Te gustan las opciones naturales para el cuidado de la piel? Puedes hacerte mascarillas con ingredientes como el yogur, la miel o el aguacate. Acuérdate de hacer pruebas con cualquier ingrediente nuevo antes de aplicártelo por toda la cara.


Recuerden, futuras mamás, que el embarazo es un viaje de increíble transformación. Abraza los cambios que experimenta tu piel y mímala con productos seguros y eficaces y hábitos saludables. Te mereces irradiar un resplandor que refleje no sólo tu panza, sino también la fuerza y la resistencia de la maternidad. Por eso en Jess Beauty preparamos un kit especial para ti, para que tu rutina de cuidado de la piel refleje el cuidado y la consideración que te das a ti misma y a tu bebé.


Related products

Skincare Pregnant Kit $461.800,00 $415.600,00
Face Reset Cleanser $109.700,00
Shine Bright Serum $215.500,00
C Bomb Vitamin C Moisturizer $180.100,00 $200.200,00

Find out more about

Don't miss out

A short sentence describing what someone will receive by subscribing

Gracias por suscribirte

RELATED ARTICLES


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen