Entendiendo la rosácea: Causas, síntomas y formas de aliviarla

Reading time: 5 min

La rosácea es una molesta afección de la piel que suele confundirse con el acné o con un simple enrojecimiento. Afecta comunmente a la cara, especialmente a las mejillas, la frente, la barbilla, la nariz y el contorno de los ojos, y puede provocar todo tipo de molestias, desde irritaciones continuas hasta vasos sanguíneos visibles y protuberancias.

Alrededor de 40 millones de personas en todo el mundo padecen rosácea, que suele aparecer entre los 30 y los 50 años. Por suerte, esta afección está recibiendo cada vez más atención, por lo que en los últimos años se ha investigado mucho más sobre sus posibles causas y sobre cómo tratarla. Verás, conseguir una piel suave y radiante no es un paseito fácil para la mayoría de los mortales, sino más bien se parece a un viaje en montaña rusa. Y para quienes padecen rosácea, es como subirse a una con los ojos vendados. En Jess Beauty, siempre estamos buscando las mejores fórmulas para cuidar cada tipo de piel, especialmente las más sensibles. Puede que aún no tengamos todas las respuestas sobre la rosácea, pero somos grandes conocedores de sus mecanismos. Comprender los posibles factores desencadenantes y aplicar una rutina de cuidado de la piel adecuada con ingredientes específicos puede controlar significativamente los síntomas y mejorar la calidad de vida.


Cómo identificar la rosácea

La rosácea puede manifestarse de diversas formas, cada una de ellas con características distintas:
  • Erythematotelangiectatic Rosacea: This subtype is characterized by persistent facial redness, especially on the cheeks and central face, along with visible blood vessels (spider veins), and occasional burning or stinging sensations.

 

  • Papulopustular Rosacea: Often mistaken for acne, this type features red, inflamed bumps and pustules, sometimes accompanied by redness.

 

  • Phymatous Rosacea: Less common, this subtype involves thickening of the skin, typically affecting the nose, causing it to appear enlarged and bulbous (rhinophyma).

 

  • Ocular Rosacea: This form of rosacea primarily affects the eyes, causing dryness, irritation, bloodshot appearance, and even stye-like bumps on the eyelids.

 

 

Factores desencadenantes

 

Aunque la causa específica de la rosácea sigue siendo difícil de determinar, se sabe que hay varios factores que pueden agudizar sus síntomas y actuar como desencadenantes. Identificar y evitar estos factores puede reducir considerablemente los brotes y mejorar la salud general de la piel. Entre los factores desencadenantes más comunes se incluyen:

 

  • Exposición solar: los rayos ultravioleta son un desencadenante importante; la protección solar es crucial para controlar la rosácea.

 

  • Comidas picantes: La capsaicina, un compuesto presente en la guindilla y otros alimentos picantes, puede provocar brotes y empeorar los síntomas.

 

  • Alcohol: El consumo de alcohol, especialmente de vino tinto, puede dilatar los vasos sanguíneos y empeorar el enrojecimiento.

 

  • Estrés: El estrés emocional puede desencadenar brotes, lo que subraya la importancia de las técnicas de control del estrés.

 

  • Ciertos medicamentos: Algunos medicamentos, como los corticosteroides, pueden empeorar la rosácea. Consulte a su médico si sospecha que la rosácea puede deberse a la medicación.

 

  • Temperaturas extremas: Tanto el calor como el frío extremos pueden desencadenar brotes y empeorar los síntomas.

 

 


Calmando nuestra piel: Ingredientes buenos para la rosácea

 

Aunque la rosácea aún no tiene cura, incorporar ingredientes específicos a su rutina de skincare puede controlar eficazmente los síntomas y favorecer la salud general de la piel. Estos son algunos de los ingredientes más recomendables:
  • Ácido tranexámico: El ácido tranexámico es conocido por su capacidad para tratar problemas relacionados con manchas oscuras, irregularidades de pigmentación, melasma, cicatrices de acné y decoloración postinflamatoria, al inhibir la producción excesiva de melanina y promover un tono de piel uniforme.

 

 

Productos Jess Beauty con Ácido Tranexamico



Shine Bright Serum

  • Niacinamida: La Niacinamida es una vitamina B3 hidrosoluble, con enormes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, lo que la convierte en una aliada de confianza en tu rutina de skincare, especialmente si tienes una piel propensa a la rosácea. Mejora la textura y también puede ayudar a reforzar la función de barrera protectora de la piel, al aumentar los lípidos naturales de la superficie y reducir la pérdida de agua.

 

 

Productos Jess Beauty con Niacinamida

 

Age Rewind Retinol Serum


  • Centella Asiatica: También conocida como gotu kola, este extracto posee propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes que pueden aliviar la piel con rosácea. Sus propiedades regenerativas la convierten en un ingrediente ideal para ayudar a cicatrizar y reparar la piel, reducir la aparición de marcas y mejorar la salud general.

 

 

Productos Jess Beauty con Centella Asiática

 

Post Workout Gel Mask


  • Extracto de Té Verde: La Camellia sinensis (Té Verde) posee un alto contenido en polifenoles y catequinas, que son potentes antioxidantes. Estos ayudan a proteger la piel contra los radicales libres, alivian la irritación y reducen la inflamación. Por eso es un ingrediente ideal para productos destinados a pieles sensibles, con tendencia al enrojecimiento o con afecciones inflamatorias como el acné o la rosácea.

 

 

Productos Jess Beauty con Camellia Sinesis

 

 

Vitamina C: La Vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un nutriente esencial con muchos beneficios para la salud de nuestro cutis y del organismo en general. Es un potente antioxidante que protege la piel del daño causado por los radicales libres, estimulando la producción de colágeno, una proteína clave para cuidar la salud de la piel, ya que aporta firmeza, elasticidad, y mejora la pigmentación.

 

 

Productos Jess Beauty con Vitamina C

 

C Bomb Vitamin C Moisturizer

 

 

 

 

 

Rutina de skincare de Jess Beauty para la rosácea

 

  • Limpiadores suaves: Opta por limpiadores sin perfume y no comedogénicos, como Face Reset Cleanser de Jess Beauty, que no eliminan los aceites naturales de tu piel ni exacerban la sequedad.


  • Hidratantes: Busca cremas hidratantes suaves y sin perfume que proporcionen una hidratación adecuada sin obstruir los poros. El Té Verde, la Niacinamida y la Centella Asiática son excelentes ingredientes hidratantes para la piel propensa a la rosácea, y nuestro Post Workout Gel cuenta no con uno, sino con los tres ingredientes. Experimente el poder revitalizante de este increíble hidratante mientras te devuelve la frescura e hidratación sin esfuerzo. Con su consistencia en gel, esta versátil mascarilla actúa como hidratante a lo largo de todo el día.


  • Protección solar: La aplicación diaria de protector solar con un factor de protección igual o superior a 30 es crucial para proteger la piel de los daños causados por el sol, uno de los principales desencadenantes de la rosácea. Descubre una nueva dimensión del cuidado solar con Sun Drop SPF 50+ y SPF 30+ Sunscreen Oil, que cuentan con una textura de sérum muy sedosa y ofrecen una protección avanzada. Con una infusión de escualeno para una hidratación profunda y Camellia Sinensis para una sólida defensa antioxidante, este sérum de rápida absorción nutre al instante sin dejar sensación pegajosa.

 

 

Trascendiendo la superficie: La importancia de aprender a gestionar el estrés y las emociones

 

Vivir con rosácea no consiste sólo en afrontar los síntomas físicos, sino también la montaña rusa emocional que supone. Desde la preocupación constante por el aspecto de nuestra piel hasta la sensación de querer escondernos, la rosácea puede afectar a nuestra confianza y a nuestra vida social.

Las emociones y el estrés desempeñan un papel fundamental en las afecciones cutáneas. Por eso, aparte de los distintos productos para el cuidado de la piel que podamos probar, el ingrediente número uno es aprender y ayudarse a uno mismo a controlar la ansiedad y reforzar nuestra autoestima, ya que el estrés puede ser uno de los desencadenantes de los brotes. 

Normalmente, cuanto más estresados estamos, peor se pone nuestra piel. Es un círculo vicioso. Pero aquí está la cosa: la aceptación cambia el juego. Y no se trata de rendirse o de fingir que todo va bien; se trata de ser amables con nosotros mismos y darnos cuenta de que la rosácea no define quiénes somos. Es sólo una parte de nuestras vidas, pero no la única.

La aceptación significa aceptarnos a nosotros mismos -con defectos y todo- y encontrar formas de querernos incondicionalmente. Se trata de comprender que, aunque la rosácea nos plantee algunas dificultades, tenemos el poder de tomar las riendas de nuestras vidas y celebrar todas las cosas maravillosas que tenemos.

Así que respiremos hondo, busquemos formas de controlar el estrés y centrémonos en mejorar nuestra autoestima. Porque, al fin y al cabo, somos mucho más que nuestra piel, incluida la rosácea.

Related products

Find out more about

Don't miss out

A short sentence describing what someone will receive by subscribing

Gracias por suscribirte

RELATED ARTICLES


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen