¿Tengo que usar protección solar en invierno?

Reading time: 3 min

L¡Hola, amantes del skincare! El invierno ya llegó y, aunque puedas tener la tendencia a olvidarte de la protección solar, mejor piénsatelo dos veces. El frío no significa que no tengas que protegerte de los rayos del sol. Sumérgete en este artículo de Jess Beauty y descubre por qué el filtro solar es el mejor amigo de tu piel, ¡incluso en invierno!


El encanto del invierno trae consigo el placer del chocolate caliente, la ropa cómoda y los paseos por la nieve; sin embargo, al igual que nos abrigamos para hacer frente al frío, nuestra piel también necesita protección. Aunque el sol parece menos intenso en invierno, sus dañinos rayos UV no descansan. De hecho, el sol invernal puede ser más sigiloso, acelerando el fotoenvejecimiento y aumentando el riesgo de cáncer de piel. Y si te enfrentas a temperaturas bajo cero, ¡cuidado! La nieve y el hielo pueden reflejar hasta el 90% de estos rayos, por lo que es aún más importante proteger tu cutis.

 

Recuerda que la protección solar no está reservada para los días soleados de playa; los rayos UV están siempre presentes, así que ponte las pilas y empieza a añadir protección solar a tu rutina diaria hoy mismo.

 

¿Cómo funciona la protección solar?

 

El filtro solar es como el superhéroe que protege tu piel de los engañosos rayos UV. El FPS, o Factor de Protección Solar, indica la fracción de radiación UV que puede atravesar el escudo del producto. Por ejemplo, un FPS 50 sólo deja pasar 1/50 de la luz UV.


¿Y ese FPS 15 de tu rutina diaria de skincare o maquillaje? No nos malinterpretes, está muy bien, pero no es suficiente para un día al sol. Cuando te tomes en serio la protección solar, elige un filtro específico con FPS 30 o superior. Y si eres un entusiasta de las actividades al aire libre, sobre todo de las pistas de esquí, opta por productos más resistentes: los protectores solares resistentes al agua y al sudor, con FPS 50 o superior, son ideales para mostrar a los rayos reflejados quién manda.


Tanto si estás surfeando como si estás en la cima de una montaña, asegúrate de que tu protección sea la adecuada. Deja que tu piel vibre tanto como tus aventuras.

 

 

¿Qué efectos produce no usar protección solar?

 

Saltarse la protección solar es como conducir por la vía rápida a un envejecimiento prematuro de la piel. Líneas finas, arrugas, manchas solares... en fin, lo que se te ocurra. Y lo peor es que aumenta el riesgo de cáncer de piel, sobre todo en invierno, cuando la capa de ozono es más fina y la exposición al sol tiende a pasar desapercibida. Recuerda que los rayos UVA y UVB son los intrusos que se cuelan en cualquier fiesta durante todo el año, así que no dudes en confiar en la protección solar como tu guardia 24 horas al día, 7 días a la semana.

 

#JessBeautyTips para proteger tu piel este invierno:

 

  • Aplica protector solar en toda la piel expuesta, incluidas zonas que suelen olvidarse, como los labios, la parte inferior del mentón y la base de la nariz. Las fórmulas modernas de protección solar no se parecen en nada a las pringosas del pasado. Imagínatelas como un día de spa para tu piel, para combatir fácilmente la sequedad invernal.

  • Ponte crema solar al menos 20 minutos antes de salir a la calle. El frío y el viento pueden ser furtivos, y esa capa de protección solar de la mañana puede no ser suficiente. Vuelve a aplicártela cada dos horas y después de sudar para una protección a prueba de todo.

 

 

4 pasos para sumarle a tu rutina de cuidado para invierno

 

  1. Toma agua: Empieza tu día hidratándote tomando bastante agua, sobre todo antes de tu cafecito o te de la mañana. El agua elimina las toxinas, dejando nuestra piel suave y radiante.

 

  1. Usa un limpiador facial suave: Durante los meses de invierno, utiliza un gel limpiador para hidratar y proteger tu barrera cutánea de los efectos del frío. El gel Face Reset Cleanser de Jess Beauty es una opción suave que no barrerá con los aceites naturales y saludables de tu piel, y además atenúa el enrojecimiento y la inflamación.

 

  1. ¡No olvides de hidratar tu piel!: Antes de aplicar tu dosis diaria de FPS 30, asegúrate de humectar tu piel con nuestro C Bomb Vitamin C Moisturizer, que ayuda a retener la hidratacion de tu piel y defenderla de las amenazas diarias.

 

  1. Agrega Niacinamida a tu rutina de skincare: La niacinamida es un derivado de la vitamin B3 que juega un rol importantísimo en el metabolismo y salud celular. Este potente ingrediente se encuentra en el Shine Bright Serum, ayudando a humectar tu piel, calmando signos de enrojecimiento e inflamación. Además es muy bueno para la pigmentación del cutis, ayudando a aumentar la producción de colágeno y mantener un rostro que brilla por si mismo.

 

Ya sea conquistando las cumbres nevadas o sobreviviendo al frío invernal, haz de la protección solar y de una rutina de cuidado de la piel adecuada tu aliado inquebrantable. ¡Tu cutis se merece todas las maravillas de la belleza coreana que encontrarás en el catálogo de Jess Beauty! ¡Sigan brillando, reinas de la nieve!

Related products

Face Reset Cleanser $109.700,00
Shine Bright Serum $215.500,00
C Bomb Vitamin C Moisturizer $180.100,00 $200.200,00

Find out more about

Don't miss out

A short sentence describing what someone will receive by subscribing

Gracias por suscribirte

RELATED ARTICLES


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen